Ahorro energético en Almería

La eficiencia energética o ahorro energético, es un concepto clave para el desarrollo sostenible. En un planeta donde los recursos naturales -especialmente los energéticos- son derrochados, el plan de ahorro energético surge como necesidad de economizar los recursos disponibles, salvaguardar las fuentes de energía no renovables y reducir el impacto del cambio climático en nuestro planeta.

El ahorro energético está en los hábitos de consumo y seguro que tu lo tendrás en cuenta, porque habrás sufrido el susto que da el ver la factura  con un importe muy elevado debido a que has relajado el control sobre consumo y que la eficiencia sea óptima, la luz es  muy cara siempre pero si relajas su control te puede salir muy caro. Esto se produce por muchos factores, entre los más conocidos, realizar un consumo excesivo de los aparatos electrónicos en la vivienda, una iluminación que no son lámparas tipo led, un consumo no controlado de los pilotos testigo de los electrodomésticos y los cables conectados a las tomas de corriente eléctricas. Cuando deseas participar en el ahorro energético, no solo cuidarías implícitamente el planeta por la reducción de CO2 emitidos, si no que además podrás tener una reducción en costes en tu factura de luz.

Ahorro de energía doméstico

El consumo energético de una vivienda se puede reducir a través de una construcción bioclimática, la elección de equipos de calefacción, electrodomésticos e iluminación más eficientes y la modificación de los hábitos de consumo de sus habitantes.

Ahorro energético en Almería

Electrodomésticos

Se debe evitar una apertura excesiva del refrigerador: enciende y apaga el motor, y esto aumenta el consumo; se suele decir: “es mejor una vez mucho, que muchas veces poco“.

Los electrodomésticos tienen una gran parte en el ahorro de energía doméstico, la mayoría de ellos en Europa tienen un etiquetado especial denominado etiqueta energética que viene a mencionar la eficiencia en el consumo y respetuoso con el medio ambiente, no todos los electrodomésticos poseen la etiqueta, solamente aquellos que consumen mucho o que pasan encendidos gran parte de su vida útil y son: frigoríficos y congeladores, lavadoras, lavavajillas, secadoras, fuentes de luz domésticas, horno eléctrico y aire acondicionado.

La normativa europea expresa la eficiencia energética de los electrodomésticos en una escala de 7 clases de eficiencia, y se identifican mediante un código de color y letras que van desde el verde y la letra A, para los equipos con mayor eficiencia, hasta el color rojo y la letra G para los equipos de menor eficiencia. Un electrodoméstico de clase A puede llegar a consumir un 55 % menos que el mismo en una clase media, la elección de un electrodoméstico con esta información puede suponer un ahorro económico

Cómo conseguir un ahorro en la factura de la luz:

  • Reemplazar las bombillas incandescentes a LED.
  • Sustituir los viejos electrodomésticos por nuevos más eficientes y con menor consumo energético.
  • Eliminar el sobrecalentamiento de los aparatos eléctricos.
  • Dejar a un profesional que realice una limpieza de un aparato eléctrico para eliminar futuros calentamientos.
  • Cortar por completo la corriente al aparato que no se vaya a usar para eliminar el “consumo fantasma”.
ahorro energético

ALGUNOS TRABAJOS REALIZADOS