Los aparatos de aire acondicionado se han convertido en un elemento fundamental en todos los hogares pero se hace imprescindible en el sur de España y concretamente en Almeria.

Es por ello que es importante hacer un uso sostenible de este aparato. Para conseguirlo existen varios trucos para ahorrar en el aire acondicionado. Con estos trucos mejorará la eficiencia energética de nuestra vivienda y ahorraremos en la factura de la luz:

 

  1. Fíjate en el etiquetado: En la actualidad todos los aparato tienen que llevar una etiqueta con su eficiencia energetica y si disponemos de esta informacion del  aparato de aire acondicionado eficiente se puede llegar a ahorrar hasta un 60% más que uno convencional. Por ello es recomendable invertir en un aire acondicionado eficiente, porque a largo plazo saldrá rentable.
  2. Vigila y regula la temperatura: La temperatura de confort de un aparato de aire acondicionado más adecuada es de 23ºC, y cada grado que bajemos de temperatura puede llegar a aumentar el gasto en la factura hasta un 8%.
  3. Mantén tu aparato siempre en buenas condiciones: Como norma para el mejor uso del aparato de aire acondicionado es  mantener los filtros de aire limpios es fundamental para que nuestro aire acondicionado además de que funcione correctamente podamos conseguir mayor ahorro energetico.
  4. Ayúdate de otros elementos: En  aquellos casos en los que el calor no sea tan sofocante, podremos utilizar ventiladores de techo o portátiles para ahorrar energía y dinero.
  5. Coge hábitos para minimizar el calor en tu hogar: Ventilar por la noche o por la mañana a primera hora refrescará el ambiente, y mantener en penumbra la casa durante el resto del día evitará que la temperatura incremente en el hogar. Por otro lado, apagar el aire momentos antes de salir de casa hará que el frío en el ambiente se mantenga y ahorremos energía.
  6. Déjate siempre aconsejar por especialistas: Porque  dependiendo del lugar donde se vaya a colocar el aparato de aire acondicionado elegiremos un aparato u otro, y así conseguir una mayor eficiencia y por consiguiente ahorro en el consumo electrico.