La sintonía y armonización  con el universo nos puede llegar con una de las técnicas milenarias  y que son una de las más antiguas que conocemos  El Yoga que es la meditación en Dios, La Unión, El Control, El Aquietamiento, La Integración, La Canalización y La Maestría.

 

El practicante de yoga se verá  liberado gradualmente en  su karma, por  el despertar espiritual en  la justa medida de equilibrio entre causas y efectos.

Mediante el control de energía o pranayama que  se practica  con la meditación y asanas realizadas se consigue el control de la mente y el cuerpo y son buenos ejemplos del uso de esta técnica, Elías, San Juan, Jesucristo, San Pablo, Babaji, Lahiri Mahasaya y en tiempos más modernos Paramahansa Yogananda.

Por medio de esta técnica la sangre puede liberar anhídrido carbónico y recibir una cantidad extra de oxígeno y esté a transmutarse en energía vital, la cual consigue el rejuvenecimiento de el cerebro y los centros de la medula espinal, consiguiendo el menor desgaste de los tejidos.

En una técnica especifica del Yoga llamada Kriya Yoga un profeta de la India manifiesta:“ Ofreciendo  el aliento inhalado en aquel aliento que se exhala y ofreciendo el aliento que se exhala en aquel que se inhala, el practicante de yoga puede neutralizar estos dos alimentos y de este modo libera el prana del corazón y pone la energía vital bajo su control.´´

Al apaciguar la actividad de los pulmones y del corazón el practicante de yoga obtiene una provisión adicional de prana o energía vital, lo que nos permite detener el desgaste de nuestro cuerpo y poder retardar el envejecimiento y el crecimiento de los tejidos.

El practicante de yoga puede obtener todos estos beneficios y muchos más que se irán abriendo ante nosotros a medida que vayamos introduciéndonos en la técnica del yoga, no perdáis la oportunidad de obtener bienestar y salud con nuestra filosofía que tiene más de 5.000 años.

 

Gracias por tu colaboracion con Afinal Instalaciones.